Galgos o podencos...Diálogo para besugos

Estoy totalmente de acuerdo con Juana. En verano, creo que es por el calor, los cerebros se reblandecen y se deshacen como los helados al sol, porque sino, no tiene explicación que tengamos últimamente tal saturación de "diálogos para besugos" o de "diálogos absurdos". Tiene que ser el verano, sin duda, porque en otras épocas no nos pasa tan a menudo.
Yo, calculo, que en los últimos 20 ó 30 días hemos escuchado el mismo tipo de comentario como por lo menos...20 veces.
Vamos caminando por la calle al lado de Alberto, de paseo, cuándo en un momento cualquiera alguien se cruza con nosotros, acompañado de un niño o con otras personas, y haciendo alarde de una sabiduría innata suelta un comentario de esos que sientan cátedra: "mira, mira, son galgos o podencos", no dando a entender que son o una cosa o la otra, no. Afirman que son galgos o podencos, como que es lo mismo una cosa que otra. Yo miro la cara de Juana y Alberto, que hacen el mismo gesto mientras contestan...: "galgos, son galgos..." El otro replica: "ya, ya estaba explicando yo que eran galgos o podencos" (mira si marcan las fábulas!). De nuevo gesto de fastidio pero intentando ser educados. El osado continúa...
-¿Son perros para caza?
-No, no son perros para casa...
-Ah! ya... Pero son perros para caza...
Aaaaaargh!!!, Qué asco, ¡por dios!, es como hablar a una pared. Lo dicho, diálogo para besugos.
Otra. Hoy mismo, sin ir más lejos. Encontramos a un paisano que conocemos del barrio y que pasea acompañado de otro que no conocemos.
La primera en la frente. Mira de arriba abajo a nuestra Martina y espeta así como quien no quiere la cosa...
-Esto, es una perrigalga, y está gorda
-¿...?.
-¿Ya están probados...?
Veo que a Juana se le hincha la vena gorda: ¿Probados de qué? (lo hace con muuucho retintín).
-Para cazar, ¿para qué va a ser?
-Estos, señor, ni están probados ni van a estar. No es una perrigalga (si fuera daría igual), y si está gorda (que yo no creo) es porque es muy feliz y no tiene que trabajar para comer.
El paisano baja el tono y va el otro y acaba de rematar la faena.
-Pobres, con las barbaridades que hacen con ellos, los abandonan, los matan... Pero los que les hacen esas cosas no son cazadores, los cazadores no hacen esas cosas...
Creo que veo chispas saltar de la cabeza de una que se muerde la lengua para no cagarse en la boca del susodicho directamente...
-¿Y entonces si no son los cazadores, quién cojones lo hace?  Aquí se termina la conversación, creo que no tiene respuesta. Nosotros nos vamos. Me parece que están hasta arriba de estas historias, la verdad es que los entiendo. Es como dije más arriba, como hablar con una pared. Lo dicho, tenemos el ránking de diálogos absurdos.

11 comentarios:

Alberto dijo...

¡Como os comprendo! yo estoy hasta ahí, de que me digan que si mis galgas cazan, que están gordas, etc. Siempre digo que están jubiladas y que no necesitan trabajar para ganarse el pienso. Se lo ganan siendo tan buenas, guapas y fieles. Y si están gordas, es por que nadie las obliga a correr y no pasan hambre. No las alimento con pan duro.

"¿Y si no las tienes para cazar, para que las tienes?" "¡Para quererlas y hacerme felíz!" Esto, nunca lo codifican.

Sí es verdad que estas situaciones parecen un diálogo de besugos.

Un beso.

Rhylla dijo...

jajajajajajajajajjaa!! Me parto y ¿sabes porque? pq esas conversaciones son las que tengo yo todos los dias con los viejos del pueblo a donde me vine vivir.
viejete -Anda! Es un galgo?
yo - ("no señor un pit bull delgado") Si caballero es un Galgo
Lo mira, le abren la boca, le tantean las patas (y yo por la educacion que me dio mi madre de que a los señores mayores no se les contesta y se les respeta aguanto el tiron)
V- esta muy musculada, caza?
Y- no caballero, se corto los tendones, ahora es una señorita de casa, duerme y come
V- LA vas a echar (aqui se refieren a criar con ella)
Y - No señor, esta castrada.
V- entonces para que la quieres? ------> o.O mi cara se queda asi.....
Y - pues de compañia.....

Historias asi mil, con los gitanos, con los viejos, con la gente, uno me llego a decir que se la tenia que vender pq aun valia para cazar y cuando le dije que no me dijo que lo que tenia que hacer era tener hijos y dejarme de idioteces con los perros que habian nacido para tener esa funcion (o.O ---> otra vez la cara), como no quiero discutir con ellos pq como muy bien dices es pegarte topetazos con la pared, me doy la vuelta y me voy.
En fin....

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Useáse, resumidendo: soys unas perrigalgas-podencas, sin probar y Martina gorda ¿verdad?Je,je
¿lo he entendido bien?
Me gusta eso de perrigalga, nunca lo había oido
Paciencia chicos, y saludooos!
p/d: en el fondo es una suerte que esos "magníficos diálogos" sólo sean en verano...podía ser peor!

Iru y Martina dijo...

Gracias Alberto. Gracias Rhylla. Consuela saber que no es uno solo el que lucha contra esta ignorancia a diario. Consuela saber que a todos nos pasa lo mismo y consuela saber que todos acabamos hasta ahí mismísimo de los mismos comentarios y sandeces. Muchas veces creo que lo mas inteligente es darse la vuelta y hacer como que uno es sordo.
Efi querida, ya quisiéramos nosotros que solo los magníficos diálogos como tu dices fueran solo en verano...¡no nos caerá esa breva...!lo que pasa es que hay épocas que sufrimos de "acumulación",pero tocapelotas los hay todo el año.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Jose bulnes dijo...

Es cierto, nosoros no lo sabíamos hasta que tuvimos a la nuestra y un día paseando con Gala y Kaiser se para un paisanu al lao nuestro (despues de estar un rato mirándo a los perros) y nos suelta sin cortarse ni un pelo, "ésta es buena para cazar, pero éste no vale un duro".
Joder, sigo diciéndo que son unos garrulos y la preguntita de siempre, "¿los llevas a cazar?" y yo a éste le contesté (que no es la primera vez que nos preguntan lo mismo) si, los llevo a la playa pero para que jueguen y disfruten, no para que trabajen para mí.

Un saludo.

Cuadonga (Lua y Pompeya) dijo...

Ainssss, que cruz!!! yo ya tengo el discursito preparao "son de los que no valen para cazar y los tengo de compañía" y arreglao. Luego si se interesan en plan bien pues les cuento alguna cosa más sobre ellas, pero si me quieren instruir sobre el asunto entonces tengo prisa y adios, no necesito que me expliquen nada para quererlas como las quiero.

Gema dijo...

Menos mal que yo no tengo galgos ni podencos sino gatos que no salen a la calle, a ver cómo le explico yo a un paisano que los míos son "gatoperros"...

Lorena dijo...

yo creo que la mayoría de los que tenemos la suerte de compartir nuestra vida con un galgo nos hemos tenido que encontrar muchas veces a algun tipejo de estos, yo cada vez que me decian que mi siete estaba gorda , lo mejor: una sonrisa ironica, mirada de abajo a arriba al individuo y un sonriente ¿se ha visto usted? jajajaajajaa

Manoleritina dijo...

Jajajaja... ofende? Si, la verdad que si. Llega a cansar siempre la misma pregunta: ¿Es un galgo? (No. Es un elefante) ¿Caza? (Jodeeeeeer, ya me extrañaba que no lo preguntaran) Pero bueno, al final nos reímos, eh? Pobres ingenuos, con lo fantasticos que son, no saben lo que se pierden... =)
Manoleritina.
Mila.

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Holaaa Iru, Martina y Juana! os agradezco mucho, pero mucho, vuestra felicitación!
No os doy lametazos, que ya sabéis que soy gata solitaria y mala uva, sino saluudos. Pero mi madre, que es muy perrera, os manda un achuchón grandote y también os agradece vuestras palabras!
saluudos a toda la familia!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Publicar un comentario

Seguidores