Por que lo llaman amor...???

Buff, qué mala temporada estoy pasando... Sufro de amores. Con seis añazos que tengo nunca me había pasao tal cosa.
De repente, dejo de comer, dejo de dormir, no paro de llorar y de silbar por la nariz... me paso el día entero mirando por la ventana... sufro intensamente. Me ponen el comedero con mi ración de pienso y miro pa otro lao mientras pienso... ¡qué asco, comida! Sufro tanto, tanto, que me quedé otra vez cual raspa de sardina, cual radiografía de un silbido. Mientras yo adelgazo, Martina engorda al mismo ritmo; porque esta elementa con cara de inocencia perpetua no pierde una. Me ve así, desganao pa todo y en vez de darle un poco de pena, me controla, come lo suyo como una "afogada" y acto seguido, viene corriendo pa mi plato a pillar todo lo que pueda.
Después de unos cuántos días de sufrimiento continuo, encontramos el motivo. Nuestro vecino tiene ahora una perrina que es la causa de mis desvelos. Cuando salgo a la calle, lamo el suelo por donde pisa mi amada. Si siento que la puerta de su casa se abre, yo me acerco a la puerta de la mía pa ver si puedo salir detrás de ella, y como no puedo, lloro amargamente. El otro día me crucé con su amo en el portal y le lamí los pantalones de arriba abajo, mientras todos se reían..., ¿pero es que no ven cómo sufro? Los pantalones desde luego no creo que necesite lavarlos en una temporada, porque con el almidón que yo les dí le quedan protegidos de la suciedad. ¡Qué bien olían... qué bien sabían, Diosss!
Total, que viendo mi sufrimiento y visto que ya era igual que una radiografía, visita a Juanjo. ¡Les dice de quitarme las pelotillas! ¡Ay madre, no se qué son las pelotillas, pero no me gusta, me suena muy, pero que muy mal! Quedan en pasar el verano y que si para el otoño vuelvo a sufrir de estos ardores... ¡zaca!, me quedo sin ellas. Menos mal que quedaron pa dentro de unos meses, que no me apetece a mi saber nada de esta novedosa experiencia.
¡Que se nos enamoró el Iru, dice Juana...! ¡Que amor ni que gaitas...! Yo solo quiero darle un gustito al cuerpo, ¡vidilla, vidilla!... y con la pavisosa de Martina, que no huele a nada, pero a nada de nada, no hay ná que hacer. Y mira que me empeñé de la que vino en buscarle un olor apetecible... pues nada que no se lo encontré por ningún lao.
Menos mal que los ardores del amor ya se me están pasando, ya voy comiendo bastante bien y vuelvo a ser quién soy, el macarra de la mala leche.
¡Temblad, machitos...!, que si es el último verano que me queda con pelotillas, me vais a oir... os aburriré y os gruñiré mas que nunca, porque posiblemente el año que viene, seré "Iru il castrati" y ya os ladraré en tono agudo.
Por si acaso, iré ensayando a ver si me quieren para cantar ópera en La Scala o El Liceo. Y si me apuran mucho... para perro cantor de Viena.

7 comentarios:

Jose bulnes dijo...

Pobre Iru que me lo van a dejar eunuco jejejje.

Lorena dijo...

jajaja como me he reido!!! no te preocupes Iru nuestro alvin no tiene pelotillas y sigue siendo el machorro de la casa jajaja incluso se ha dao alguna alegria pal cuerpo con alguna galguina que estaba en acogida cuando creia que no mirábamos...
un beso grande a todos!!!!

Alberto dijo...

Sólo decir que hay un premio para vosotros aquí:

http://noblegalgo.blogspot.com/2011/06/he-sido-honrado-con-un-premio.html

Efi ( la gata naturalista) dijo...

Cachis Iru, qué mal rato has pasado, chavalín. Eslo bueno que tiene quedarse sin pelotillas. lo bueno sería poder darle gustito al cuerpo, pero, hay que tener paternidad responsable y todo eso así que, ya sabes, para no sufrir... y además correrás más ligero.
Estoy muy de acuerdo con eso en eso de ¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?
Para perro cantor de Viena ya estás pelín talludito, je, je! Pero muy guapo, eh!
Saluudos y disfruta de nuevo de la comida.

Cuadonga (Lua y Pompeya) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cuadonga (Lua y Pompeya) dijo...

Os puse un comentario desde el movil y para no variar me la jugó y apareció todo repetido, así que tuve que borrarlo.
Pobre galguito enamorado, por el amor transtornado, nada es eterno en este mundo, nada es inmortal... ni los cojoncillos de uno!! jejejeje

Animo Iru, que vale más ser un niño de Viena contento que un pagafantas amargao, que eso de lamer por donde ella pisa no queda muy chulapo que digamos!
Ala, tu disimula a ver si consigues conservar las pelotillas, pero si no, no te preocupes que vas a ser más feliz. Las mujeres son un rollo, te lo digo yo ;P

Dark dijo...

Uich,eso tiene que doler no?
Amigo,tu date una duchita fría que sino,te veo teniendo lapicitos y entre nosotros,no mola naaaada tener hijos (tuve yo dos nenas hace años,en el refugio;una se fue al arco iris y la otra encontró una casina).Mejor tu secate los sudores frios y date un baño fresquito ;).
Patiabrazos colega!

Publicar un comentario

Seguidores