Anaïs


Anaïs, es mi "más mejor amiga", ya lo dije otra vez. Bueno, ahora, mi más amiga es Martina, pero no porque la quiera menos, es porque la veo muy poco, pero es mi gran amiga de siempre.
Llegamos los dos con pocos meses de diferencia y somos casi iguales de edad. Pero somos cómo la noche y el día. Yo, grandón, ella piquiñina. Ella negra, negra, yo tigrón. Ella rizosina, yo de pelo liso...
Cuándo jugábamos, yo tenía que tener mucho, pero mucho cuidadín porque ella no llega a los tres kilos, y yo....peso casi treinta....¡vamos, que si le ponía la pata encima la podía dejar cómo una chapa! Yo se que alguna vez la haría algo de daño porque soy muy bruto, pero ella, nunca, nunca se quejó ni se enfadó conmigo. Debe ser la única que jamás se ha enfadado conmigo....¡por eso la quiero tanto....!
Me acuerdo de las largas noches de verano cuándo después de cenar, salíamos a la calle, a sentarnos en el banco con Jesús y Delphine. Y mientras los humanos hablaban y se reían , nosotros, tumbadinos en el suelo disfrutábamos del fresquín de la noche.¡Que recuerdos tan agradables!!!!
Un día, Anaïs se fué. Nosotros salíamos igual todas las noches, y yo esperaba volver a encontrarla en el banco. Pero no fué así.
Pasó un tiempo y fuimos a verla. ¡Ahora ya me explico yo porque se marchó! ¡Se fué a vivir al paraíso! (Al paraíso, que no al cielo)¡Ja, cómo pa no marchar! ¡Madre de Dios! Ahora, vive en una casa superpreciosa, con un prao enorme pa correr a lo loco, (vamos si yo tengo ese prao, estoy corriendo todo el día....Iba a echar músculo hasta en el rabo...me iba a convertir en Perrinator). Me alegró mucho verla. Siempre se pone muy contenta cuándo nos vemos. Es más buena que el pan, y tiene una paciencia infinita.
Ahora, le toca compartir casa, prao y vida con Elisa, una deliciosa cachorrilla rubia de dos piernas y que la quiere también un montón. Juana me dijo que comparte con ella los gusanitos (eso si que es amor...).
Espero seguir viéndola y disfrutando de su compañía y de su amistad durante mucho tiempo porque la quiero un montón....y aunque ella quiera ahora más a Elisa, estoy seguro de que a mi también me sigue queriendo.
Te queremos Anaïs...
Lametones....
Iru y Martina

2 comentarios:

Delphine dijo...

JO! Irú...si es que NO sé qué decir...
También YO te quiero un montón, y cada vez que oigo a uno de mis amos pronunciar tu nombre, me pongo muyyy contentísima, porque pienso que voy a verte...

Me emocioné MUCHO al leer estas líneas expresamente dedicadas a nuestra amistad, y ¡qué bien la defines!...

Eres mi único amigo, y SI que seguiremos en contacto. Además ya sabes que a este prao, puedes venir a correr...te lo dejo prestado, que es MUY grandón para mi solita...

Con Elisa, no es lo mismo...ya que debo tener MUCHA paciencie...Ella no controla y no sabe lo que hace.
Contigo, la tenías TU conmigo...cuando me ponía a dos patitas para alcanzar tu ocico y rodeaorlo cariñosamente con mis patas delanteras.
Echo de menos estos momentos...

GRACIAS por ser TU, y muchos besotes

Anaïs

Cuadonga dijo...

Jo! Que bonito todo lo que dice Iru, se le enjuagan a una los ojos al leer esas historias.
Que tierno ere Iru, que bueno con tus amigos y que majo con todo el mundo. Snif...

Un abrazo grande y enorme. (Creo que nos vamos a ver enseguida, trae a Martina ¿eh?)
Muakkkkk

Publicar un comentario

Seguidores