Los amigos

¡¡¡Ahhhhhh!!! Los amigos... Los amigos son lo mejor del mundo mundial. Después de la familia, claro. Los amigos sientan bien a todo el mundo, te lo pasas siempre pipa con ellos y te hacen ser más sociable. Por lo menos es lo que me pasa a mí Yo, es que tengo un carácter un tanto cabroncete y de vez en cuándo me sale el Iru macarra que llevo dentro... Vamos, que a veces me porto como un "Torrente" perruno.
Desde que tengo amigos, estoy más aposentao (no del todo), por lo menos no me quiero merendar a todo el mundo en cuanto lo veo por primera vez. Y desde que comparto casa y plato con Martina estoy mucho más tranquilo. Ella es muy sociable y le cuesta poco hacer amistades, no como yo, que soy más reservado, pero, ¡es de bruta...! Pega con las manos cómo un boxeador profesional, y me da unas bofetadas a veces que me vuelve la cara de lao, pero no me enfado con ella. Lo único, es que me agota, que yo no tengo tanto fuelle cómo ella.
Pero volviendo a los amigos, como para mí son un auténtico descubrimiento y les doy mucha importancia, les voy a dedicar un espacio para cada uno porque cada uno de ellos tiene un lugar especial en mi corazón y son cada uno de ellos parte de mi vida, igual que mi familia. Porque la vida es la suma de muchas cosas, y cuando uno se siente feliz, está abierto a disfrutar de todas las circunstancias que se presentan cuando llevas una vida plena.
Y ahora, vamos a salir a hacer un pis que a mi en cuánto oscurece me apetece repanchingarme en mi colchón y dormir toda la noche a pata suelta...
Pués, eso... Pis, y a la piltra.
Hasta mañana a todos.

1 comentarios:

Cuadonga dijo...

Cuanta razón lleva Iru en su reflexión sobre los amigos. Son importantísimos!! El inquieto aprende tranquilidad de su amigo tranquilo, el antipático aprende simpatía de su amigo el sociable, el aburrido aprende a jugar con su amigo el juguetón y así hasta el infinito. Sobre todo aprenden a respetarse y a convivir. Los amigos enriquecen la vida! Iru sabe apreciar lo bueno junto a Martina y todos sus amigos.
Un beso Iru.

Publicar un comentario

Seguidores