QUIERO SER COMO ELLOS

Hola, hoy escribo yo. Soy Martina. La señorita Martina. Y a partir de ahora quiero que sea siempre así, ya que he decidido firmemente que quiero ser como ellos, o, por lo menos comer como ellos.
Este arrollador deseo mío, nace cuando allá por Marzo, Iru empezó a sufrir mal de amores y dejó de comer. Si Juana hubiera sabido de las consecuencias posteriores de su acción, seguro que se le hubieran quitado las ganas de hacer lo que hizo. Me explico:
Cuando el "enamorao" dejó de comer y se quedó igual que la raspa de una sardina, la única obsesión de Juana era que comiera. Lo que fuera y como fuera, pero que comiera. Empezó entonces a mezclar el pienso con cosas exquisitas, y de vez en cuando nos cocinaba en exclusiva para nosotros pa' que el Iru comiera. Pero claro, las viandas también eran para mí; y yo como señorita que soy, me acostumbré volando a las delicatessen . El bonito, las sardinas y la caballa en aceite de oliva se convirtieron en mi perdición. Digo "mi perdición" porque el Don, en cuanto se le pasaron los males de amor, volvió a ser el mismo, y como es poco escogido, no le dio más volver al insípido y vulgar pienso. (¡Madre, yo que creía hace tiempo que el pienso era un manjar de los dioses!).
Entonces pasó lo que pasó. Ya no quiero pienso, y desde entonces me he aficionado a la haute cuisine, así que cuando todos los días por la mañana la señora de la casa se pone a cocinar, yo, me siento a su lado mirando para arriba (claro está), pa' ver si aprendo algo o en su defecto pa' ver si cae algo desde las alturas.
Me encanta el "día del caldo" porque ellos no comen la chicha rica; nos la zampamos nosotros. Después de quitarle toda suerte de pieles, huesos, gordos y demás, nos lo pica todo menudín y a nosotros se nos cae la babilla (literalmente) mientras vemos la preparación... El pollo, la gallina, la carne, el jamón, la zanahoria... mezclado con el pienso o con arroz, hace que mi perolo de comer luzca brillante y limpio durante todo el día, porque ya me encargo yo de pasar la lengua unas cuantas veces durante la jornada para que reluzca bien desde lejos.
Quiero yogures, queso, plátano, jamon de york, jamón del otro, pechuga de pavo, chorizo... lo que se tercie, que yo he decidido que es todo más rico que el pienso. A Iru parece no darle mucho más, pero yo soy fina, exquisita y elegante aunque luego en la calle me salga la vena "choni" que llevo dentro y me pongo de lo más vulgar. Total, que últimamente, cuando salimos hasta tarde, comemos al mismo tiempo que ellos cenan; así que, cuando me ponen la pitanza delante, yo, ni la toco; me siento y espero mirándolos a ellos. Porque mi más íntimo deseo, es que me inviten a sentarme en la mesa, con ellos. Que me hagan un hueco, que me pongan una silla pa estar a su altura y me coloquen delante de las narices un plato, un tenedor y un cuchillo; para aprender a ser una señorita completa. Lo del vaso... no me dá mucho más porque creo que sería harto complicado beber de un vaso. Me da la sensación de que se me caería el agua por los lados... porque claro, meter el morro dentro resulta bastante feo y grosero (por lo de salpicar a todos y tal...). Y así, soñando, mientras miro cómo ellos comen, espero pacientemente, sentada al lado de mi comida sin tocar. Cuando veo que terminan y que no hay ná de ná de lo que había soñao, me como lo mío sin decir ni mu, pero despacio, muy despacio, masticando cada bolina de pienso hasta triturarla completamente y de una en una (despacio, a mi, que hace tiempo me tenían que poner poner piedras grandes entre el pienso para que no tragara sin masticar y me ahogara). Pa' que se fastidien y esperen.
Así, con la barriguina bien llena, me voy a dormir, a soñar que mañana, tal vez, sólo coma de lo que ellos comen. ¿No dicen que somos uno más de la familia? Pues, entonces, reclamo igualdad...
Por lo menos a la hora de comer...


Martina. La señorita.




Martina... La señorita Martina.


10 comentarios:

Arquepe dijo...

Pero señorita Martina... si se dedica usted a no pensar más que en las ricas caballas, las gelatinas de los pucheros... el jamón de York y del otro... ¡¡perderá su tipito!! ¡No puedo creer que la gula la distraiga de la coquetería! Una señorita como usted, tan guapa y bien formada... piénselo, Martina, piénselo...

Dark dijo...

Ay mi amiga,provaste el pecado!!.
Yo es que soy jodio pa comer de siempre,así que me como mis ranchos de: pollito,zanahoria,arroz y judia (regadín con un chorrito aceite jeje).
Aún asi,cada vez que comen en casa palla que voy! y si no cae nada,como último recurso,como mi rancho (o a malas,después del queso,el sandwich,chorizo o lo que se que me den jiji).
Yo te entiendo perfectamente Martinina!.
Un lametón guajina!

Jose bulnes dijo...

Muy bueno jejejje, di que si Martina, si eres una más de la familia pide sus mismos derechos jajajja.
Aunque solo sea de vez en cuando...

Anina Rod dijo...

Está claro que pinta de sibarita ya tenía desde que llegó a casa...Esa elegancia no pega con pienso seco para que lo vamos a negar....
Pues nada Martina enamorate tu también a ver si cuela.....O a ver si Iru repite y te beneficias de rebote!!!
Un besote para mis sobrinos de cuatro patas!!!!

Noeperez dijo...

jajjajaja igualita que mi Lara si es que le viene bien todo lo que caiga al suelo, si es una manzana una manzana , lechuga tambien comemos lechuga, carne, galletas , pienso y mas pienso, le gusta todo jaja

Iru y Martina dijo...

Pues de verdad creo, que a Martina no le importaría nada de nada perder su tipín, porque la señorita se pierde por la boca. Creo que adivina que con la barriga llena se vive mejor y si encima te la llenan con cosas que apetecen pues mejor que mejor. Además me esta diciendo al oido que ella con un par de carrerinas lo quema todo, todo y todo y que de esta manera no pierde la línea. Y además...¡es que está todo tan rico que es muy dificil no caer en la tentación!

Cuadonga (Lua y Pompeya) dijo...

Como disfruto cada entrada de este blog!!
Martina, ya me contarás como pasaste de tener que poner piedras en el comedero a comer despacido y masticar las bolas una a una... hay que tener un desazón muy grande en el alma para hacer eso! Mira que no invitarte a sentarte a la mesa! Ainsss, paciencia...

Alberto dijo...

¡Ay Martina! ¡Todos los galguillos sois iguales! os acostumbrais pronto a lo bueno y tienes razón. Mis galgas están gorditas. Todo el mundo lo dice. Comen su pienso y luego están dispuestas a cualquier capricho que les quieras dar. tallulah, la borzoi, se ha pasado todo el verano pidiendo, más bien exigiendo, sandía. Y si te ve con un higo, se pone de pie con su cabeza a la altura de la mía, pidiendo un poco. El pienso, se lo zampa sin rechistar, por que se come cualquier cosa digerible, pero es como si siempre estuviera hambrienta. Además, se han hecho muy vagas y si Lolita no corre, Tallulah tampoco. Con lo cual, no queman esas calorías de más. Todos me dicen que están gordas. El otro día, el veterinario me consoló diciendo:"Alberto, son galgas felíces." Pero han perdido parte de su esbeltéz. Y yo soy muy blando y las malcrío. Pero ¿cómo no hacerlo?

Un beso.

Efi (la gata naturalista) dijo...

Estoy contigo señorita Martina, el yogur, el queso, el jamón, el pollo, el bonito, la empanada, ummm qué "cosasricas" excluyo el plátano, eso no,
Pues nada chica, si haces una manifestación para reivindicar tus derechos de comer como uno más, te acompañaré.
Se me ocurre que podríamos hacerla conjunta!
Saluudos! y de momento sigue soñando...pero les ablandarás ya verás....

LaGalgaBetty dijo...

Cuidado con el tipin, que se pierde...y sino que se lo digan a Betty que llego a parecer un autentico barrilete. Un dia en una feria canina que teniamos, llego con un trozo gigante de bizcocho....yo quise morirme...de donde lo habria sacado? Y preguntando, unas chicas me dijeron que era de un puesto donde hacian bizcochos caseros, que les habia mordido un bizcocho que tenian enorme y ellas le habia cortado el trozo y se lo habia dando :S Todo eso sucedio en 2 segundo que la perdi de vista, el año pasado, un plato de embutido, un plato de queso....y hace cosas de dos año una fuente entera de dulces :_(

Publicar un comentario

Seguidores